Karlie Kloss ha tenido que pedir perdón por este editorial de Vogue

Irene San Segundo 15 de febrero de 2017

Karlie Kloss Geisha

Las sensibilidades están a flor de piel y parece que el último número de la edición americana de Vogue las está hiriendo todas. Primero recibieron críticas porque, en un intento de mostrar un elenco de modelos más variado de lo habitual, colocaron en su portada a un grupo de mujeres de distintas razas y una modelo “de tallas grandes”, Ashley Graham, pero esta aparecía tapándose un muslo, a diferencia de sus compañeras más delgadas. Internet puso el grito en el cielo.

“¿Por qué Graham es la única que posa de forma diferente a las demás?”, se preguntaban muchos en sus comentarios en Instagram y Twitter.

Vogue-Model-Cover-March-2017 “¿Y por qué el brazo de Gigi Hadid mide 2 metros?” es otra de las preguntas que se han hecho virales.

Ahora le ha tocado a Karlie Kloss, quien ha terminado pidiendo disculpas a través de un comunicado en sus redes sociales por aparecer en un editorial de moda como una geisha.

Según han explicado varios fashionistas, el reportaje es un homenaje o versión de uno que hizo el fotógrafo Richard Avedon para la misma revista en 1966, muchos se lo han tomado como una ofensa por “incidir en la imagen excesivamente sexualizada que se tiene de las mujeres asiáticas“, según el Huffington Post estadounidense, y también por “disfrazar” a una modelo que no es asiática en un reportaje así.

¿Por qué no eligieron a una modelo asiática?

La protagonista del editorial se ha disculpado con este comunicado: “Estas imágenes se apropian de una cultura que no es la mía y siento de verdad haber participado en una sesión de fotos que no era culturalmente sensible. Mi meta es y siempre será dar poder e inspirar a las mujeres. Me aseguraré de que en el futuro mis editoriales y proyectos reflejen esa misión. Sinceramente, Karlie”.


Se supone que el número de marzo de esta publicación, que además coincide con la celebración de su 125 aniversario, tenía que ser una oda a la diversidad, pero parece que les ha salido el tiro por la culata.

¿A ti qué te parece?, ¿están exagerando los que lo critican o se trata de una ofensa cultural con poco tacto y menos gusto?

¡Deja tu comentario!

Currently obsessed

Sigue leyendo…

¡Síguenos!

Newsletter