Todo lo que tienes saber sobre la vitamina C, el ingrediente beauty más solicitado

Irene San Segundo 13 de enero de 2017

Vitamina C

¿Sabías que la vitamina C es el activo más utilizado en cosmética anti edad? Este “ingrediente maravilla” es un potente antioxidante por lo que se utiliza para corregir los daños causados por el sol que, según insisten los dermatólogos, es el causante del 80% de los signos de envejecimiento prematuro en nuestra piel (¡¡80!!) y también aseguran que contribuye a frenar el envejecimiento de la piel ya que activa la síntesis natural de las fibras de colágeno y contribuye a la firmeza y tonicidad de la piel.

Otro de sus usos estrella es para iluminar la piel, por sus propiedades exfoliantes, y para unificar el tono y reducir la inflamación, pero son tantos sus beneficios y particularidades que he preferido recurrir a una experta, Leonor Prieto, directora científica y de formación de La Roche Posay, para que nos explique las claves de este activo estrella.

¿Son los productos con alto contenido en Vitamina C para todo tipo de piel? ¿Qué pasa con las más sensibles?
La vitamina C es uno de los activos de referencia para la piel, ya que tiene múltiples propiedades [todas las que acabamos de mencionar]. De ahí que sea uno de los activos más completos, pero todo depende de la fórmula que utilicemos, la concentración y de cómo va dispuesta en el producto. Las pieles sensibles pueden beneficiarse de todos estos efectos, pero hay que tener en cuenta la concentración y el producto del que hablemos, así como las características particulares de cada piel.

Una foto publicada por Doutzen Kroes (@doutzen) el

Por regla general las pieles sensibles toleran bien entre un 5 y un 10% de vitamina C en forma activa (ácido L-ascórbico), siempre que tenga un pH similar al de la piel (es decir, entre 5,5 y 6), ya que a medida que aumenta la concentración o disminuye el pH (pH ácidos), el producto puede resultar irritante en estas pieles. Esto no es debido a que sea una alergia o una intolerancia, tengámoslo claro.

Hay ciertos productos como la vitamina C, la vitamina A, los ácidos de frutas, el ácido salicílico o derivados, que en pieles normales también pueden dar sensaciones de picor, calor, rojez, que se pasa en unos minutos o con la aplicación continua, pero que en pieles sensibles, el umbral de tolerancia es menor y estas acciones se van a producir más rápidamente o ciertas dosis, por lo que es mejor trabajar con dosis que respeten las características de la piel.

Una foto publicada por Carolyn Murphy (@carolynmurphy) el

¿Cómo saber si un producto con vitamina C es indicado para nosotras?
Depende de lo que busquemos en el producto. Concentraciones entre el 1 y el 4% nos aportarán hidratación y algunas propiedades antioxidantes, sobre todo si van combinadas con vitamina E, ya que sus efectos entre ambas vitaminas se potencian.

Si buscamos eficacia sobre las arrugas, firmeza, tonicidad y sobre el fotoenvejecimiento, debemos buscar concentraciones del 5% en adelante.

Para las pieles sensibles, dependiendo del grado de sensibilidad yo recomendaría entre 5-10%, siempre que sean formas activas y estables en emulsión, con pH fisiológico (en torno a 5,5 – 6).

Para pieles normales, mixtas o grasas que no sean sensibles, sirven las fórmulas anteriores, y también aquellas otras que se formulan con pH muy bajos, ya que estas pieles los soportan. Estas pieles pueden tolerar concentraciones del 15 – 20%.

Una foto publicada por Milla Jovovich (@millajovovich) el

Cuando usamos productos faciales con vitamina C, ¿cuándo se empiezan a notar los efectos?

En las cremas o los serums, siempre hay un “efecto inmediato”: suavidad, elasticidad, luminosidad, que viene dado también por otros elementos de la fórmula como productos hidratantes, agentes de tacto y textura, elementos suavizantes, entre otros. Son también importantes ya que la función primaria de una crema es aportar estas características.

Cuando hablamos de efectos antioxidantes, protectores, despigmentantes o estimulantes de las fibras de colágeno, debemos entender que esto se consigue al cabo de sucesivas aplicaciones, ya que las células de nuestra piel tienen un ritmo de crecimiento y renovación. A mi juicio, los estudios rigurosos se realizan y se miden los resultados generalmente a los 3 y 6 meses. Se empiezan a ver los cambios significativos a partir del primer mes (tengamos en cuenta que la renovación celular de nuestra epidermis es de 28 días, y que el colágeno es una proteína muy compleja que tarda en formarse).

Una foto publicada por Honest Beauty (@honest_beauty) el

Hay estudios clínicos donde se puede medir y cuantificar el cambio del relieve de la superficie de la piel, la profundidad y el número de arrugas, o incluso observar la disposición de las fibras de colágeno y cómo cambia su orientación para volver a disponerse en una red que verdaderamente hace sostén de la piel.

Pero todos estos cambios no surgen de hoy para mañana, no nos engañemos. Por eso la constancia es fundamental, sobre todo a nivel de los tratamientos antienvejecimiento. No existen milagros en dos días, al menos yo no los conozco.

Después de esta clase de activos de belleza de la mano de una experta en la materia, aquí tienes algunas sugerencias de productos que tienen vitamina C como ingrediente principal y que son de lo bueno, lo mejor.

Serums Vitamina C

1. Redermic C10 de La Roche Posay, con una fórmula al 10% que además tiene una textura acuosa y ligera que se absorbe muy fácilmente y, como sabréis las que tenéis la piel sensible, esta marca es una de las más recomendadas por los dermatólogos para pieles problemáticas.

2. El serum Doctor Babor Derma Cellular Ultimate Vitamin C Booster Concentrate, que con una de las mayores concentraciones del mercado (un 20%) es un potente anti edad.

3. Aceite facial Daily Reviving Concentrate de Kiehls, con una composición a base de aceites naturales ricos en esta vitamina centrados en la misión antioxidante y de conseguir una piel luminosa y un tono unificado, a la vez que protege de las agresiones a las que se enfrenta nuestra piel durante el día.

¡Deja tu comentario!

Currently obsessed

Sigue leyendo…

¡Síguenos!

Newsletter